Somos Marjolijn Brouwer y René Mooijman y en 2005 nos planteamos el reto de venir a España y de plantar una viña en una finca con olivos y almendros. La idea surgió a principios de 2001 y después de una búsqueda en varios países, encontramos un sitio adecuado en el soleado sur de España, donde adquirimos una finca de casi tres hectáreas.




QUIENES SOMOS


El siguiente paso fue el de realizar diversas e importantes tareas en la finca como el análisis del suelo, la realización de las terrazas y bancales, la búsqueda y selección de proveedores de las vides, etc. Y el resultado es que actualmente nuestra viña ocupa una hectárea, el espacio que podemos trabajar entre los dos. En ella cultivamos tres variedades: Chardonnay, Merlot y Cabernet Sauvignon.



Viñadores


Producimos un vino de forma natural, muy saludable, sin usar pesticidas ni fertilizantes químicos artificiales. Además, en nuestra explotación también conservamos todo lo que crece y florece alrededor de nuestro cultivo para preservar el variado y estimulante entorno natural.

El 15 de marzo de 2008 fueron las vides en el suelo y empezó la aventura de verdad!



 


HISTORIA


Parece ser que la cultura de la vid o viticultura fue introducida en la Península Ibérica por los fenicios o los griegos, pero fueron los romanos los que explotaron con prolijidad este cultivo junto a otros dos amigos del secano: el olivo y el cereal. A través de veredas, caminos y calzadas los romanos llevaban el vino desde las zonas agrícolas del interior, como Monda, a zonas costeras como Málaga, para ser embarcado y llevado a Roma y otros puntos de su Imperio.

A partir de ese momento la vid no se despegaría de los paisajes andaluces y mondeños ya que los musulmanes potenciaron su cultivo para obtener uvas pasas con las que comerciaban incluso con regiones del norte de Europa. Y a pesar de las prohibiciones islámicas también elaboraron y consumieron vino, pero en mucha menor medida. El puerto de Málaga era una auténtico hervidero comercial por donde se canalizaba casi toda la pasa de las tierras de Málaga, incluidas las de Monda.

Tras la expulsión de los musulmanes los nuevos colonos cristianos ocuparon sus tierras y continuaron con el beneficioso cultivo de la vid y la venta de pasas, creciente negocio al que le añadieron el de la elaboración de vino, muy vinculado a sus tradiciones culinarias y culturales. Así que durante los siglos XVIII y XIX este cultivo alcanzó tan gran expansión que muchas poblaciones, incluida Monda, se vieron rodeadas de viñedos allá donde la vista alcanzaba.

Bancales de uvas

Pero a finales del siglo XIX la vid sufrió un durísimo golpe que acabó con su desaparición ya que las plagas de oidio y filoxera, junto a unas condiciones económicas adversas, acabaron con el cultivo sin que hasta la fecha haya podido recuperarse totalmente. Mudos testigos de aquella pujante época son los numerosos bancalitos de piedra en los campos de labor que acabaron siendo ocupados por olivos y almendros.



Bancales de uvas con olivos

Pero hoy día Viña y Bodega REMSAMEN abre un nuevo tiempo en la historia de la vid y de estas tierras al recuperar su cultivo y continuar con una tradición más de dos veces milenaria.
 


TURISMO


Para conocer mejor Marbella y su entorno ambiental, cultural y turístico le sugerimos varios sitios web que puden serle de utilidad.

Logo Facebook
abc
Logo Instagram
abc